El modelo de liderazgo femenino

Escrito el por Vital Voices

Encontrar mujeres extraordinarias, invertir en sus capacidades como líder y comprometerlas a hacer lo mismo con otras mujeres extraordinarias. Un círculo virtuoso lanzado por Voces Vitales y que tiene serias posibilidades de convertir a nuestro mundo, en un mundo mejor.

Acuerdo Global

A principios del año 2011, Vital Voices Global convocó a sus representantes en el mundo a unas jornadas de trabajo en Washington D.C., para discutir y acordar los mensajes centrales que vehiculizan la misión de la organización. La preocupación por el gran crecimiento motivó la necesidad de profundizar en la tarea que Vital Voices lleva a cabo.

Por Voces Vitales Argentina participaron María Gabriela Hoch, Co-fundadora y Presidente de la organización, y Laura Alonso, Co-fundadora y Miembro del Board. Entre las autoridades internacionales de Vital Voices Global Partnership estuvieron Alyse Nelson, Presidente, y Eugenia Podestá, Directora para América Latina.

Sintetizamos aquí el concepto de liderazgo femenino allí construido.

El mensaje central del liderazgo femenino efectivo, como un medio para el cambio transformador, se ilustra mediante un modelo que tiene seis características. Cada una de ellas describe un rasgo o cualidad del liderazgo. En su construcción, se han utilizado estudios y perfiles basados en destacadas mujeres líderes con quienes Vital Voices ha trabajado.

¿Qué es liderazgo en Voces Vitales?
El liderazgo del que hablamos en Voces Vitales es ejercido por aquellas personas que utilizan sus capacidades, credibilidad y conexiones para empoderar a otros, beneficiar a su comunidad e influir en el cambio social En nuestra organización lo ejercemos a través de la colaboración y el mentoreo.
Seis puntos caracterizan nuestra idea de liderazgo transformador:

1.- Encontrar la propia voz: vivir la propia verdad
Los líderes efectivos son motivados por valores centrales y el compromiso no merma. Quienes están destinadas a liderar saben que el ímpetu de su liderazgo está profundamente arraigado, ya sea como sentido de la ética y responsabilidad o como una experiencia única. Las líderes, incluyendo a la Secretaria de Estado Hillary Clinton, la Premio Nobel de la Paz Laureatte, Burmese y la líder pro democrática Aung San Suu Kyi demuestran una constante fortaleza, una convicción en la cual la preservación de sus valores e integridad son supremas, nunca se negocian, aún en situaciones de gran riesgo o adversidad. Cuando estas líderes reconocen y actualizan su liderazgo, experimentan sus valores centrales.

2.-Liderar con propósitos, inspirar con acciones
El liderazgo transformador se extiende más allá de las ambiciones de un individuo. Los verdaderos líderes comprenden que sus decisiones, visión e impacto tienen potenciales implicancias a nivel nacional y global; esto los conduce y los hace humildes. Un sueño o visión motivadores da propósito a su liderazgo, y su capacidad de comunicar esta visión a quienes los apoyan es crítico para su éxito.

3.-Cruzar las líneas que dividen: las mujeres realizando conexiones y colaborando
El liderazgo efectivo comprende que el cambio positivo y duradero no es posible sin tener en cuenta a aquellos con los que no se está de acuerdo. Los líderes son agentes de unión que desarrollan formas creativas para aliviar tensiones y lograr el acuerdo sin comprometer los valores centrales.
Es especialmente importante, en las situaciones de conflicto, identificar las líneas que dividen para poder superarlas. Y construir coaliciones políticas, étnicas, religiosas, generacionales y socioeconómicas superadoras de las divisiones que puedan haber creado. La forma es mediante la identificación de aquello que tenemos en común, construyendo redes a nivel local, nacional y global.

4.- Sé la voz que va contra la adversidad
Los líderes no dudan en hacer oír su voz ante la oposición en defensa de los valores o principios centrales, incluso a costa de su propia seguridad o reputación. El riesgo es necesario para el cambio transformador y los líderes no temen innovar y tomar el camino más arriesgado.

5.- Cadena de favores
El liderazgo no es simplemente una oportunidad para realizar una visión de progreso; es una responsabilidad para invertir en el liderazgo de otras mujeres, ya sean pares o que forman parte de una generación en crecimiento. Una líder posee el sentido de previsión y humildad para comprender que ella sola no puede lograr el cambio transformador; solamente mediante la contribución a modo de devolución por su éxito y visión, puede un líder asegurar que su ideal perdure en el tiempo más allá de su propia existencia.

6. El liderazgo no es el destino final
El liderazgo transformador no se caracteriza por un título, nivel de recursos o estatus. Los líderes no esperan el reconocimiento o agradecimiento de los demás para ejercer su liderazgo; comprenden que no existe el momento perfecto para comenzar a trabajar. Estos líderes caminan con nosotros, en su anonimato, lo que los hace aún más extraordinarios.

Necesitamos mujeres en situación de liderazgo trabajando para que otras mujeres puedan acceder a esas situaciones, para que sus opiniones sean escuchadas en los espacios de decisión, para que sus particularidades sean tenidas en cuenta al momento de diseñar puestos de trabajo.

Este modelo es sintetizado en las siguientes palabras de nuestra Presidenta, María Gabriela Hoch: “Voces Vitales trabaja con un estilo de vinculación entre mujeres donde el “cooperar es superador, porque si sé cuál es mi valor agregado, si tomo conciencia de que soy única y de lo que puedo aportar, no necesito competir.

En cuanto a lo que tiene que hacer un agente de cambio, es liderar con inspiración y pasión, tender puentes entre diferentes públicos, sortear las líneas que dividen, avanzar a pesar de la adversidad y por sobre todo, devolver y replicar.

El liderazgo no es un destino final en sí mismo, no se trata de ser el número uno o tener la oficina más grande, sino de tener conciencia de género y propiciar políticas para que la mujer pueda desempeñarse.
Y ser líder es serlo para el cambio. Es importante también continuar cultivándose a sí misma y lograr un balance entre lo personal, lo laboral y lo familiar. Otro de los grandes desafíos que tenemos las mujeres”.

4 respuestas a El modelo de liderazgo femenino

  1. Susana Medina escribió:

    En mi carácter de Presidenta de la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina quisiera contactar con Maria Gabriela Hoch para futuras actividades en forma conjunta.-
    Muchas gracias

  2. Griselda Lucas escribió:

    Hola!!! Me pueden informar de las próximas actividades. Gracias.
    saludos
    griselda

  3. Berna Quintana escribió:

    Estoy de acuerdo con lo que dijo la Sra Presidenta Gabriela Hoch y me parece muy interesante su organizacion y no es fácil ser un líder y ella pone todo de su parte para hacer lo mejor posible y la idea de poner todo para ayudar y colaborar con las demás mujeres, escuchar sus opiniones y participar para un mejor desempeño dentro de la sociedad la verdad muy interesante…

  4. claudia marasco escribió:

    Conocí Voces Vitales y parte de sus propuestas a travez de una entrevista de CNN ,me gustaría conocer por dentro su forma de concretarlas y como son llevadas al plano cotidiano de la mujer, ,pertenezco al grupo de profesionales,que podrían formar parte de esta organización participando de acuerdo a necesidades propias o de colaboración ,ya que contamos con el tiempo y la experiencia que nos da el medio siglo.Atte

Dejá tu comentario

Voces Vitales © 2017 - Todos los derechos reservados